¿PELO CORTO O RECOGIDO?

A los piojos les gusta un entorno cálido por lo que suelen acomodarse especialmente en la zona de la nuca o tras las orejas. Así, llevar el pelo recogido y la nuca despejada es una opción ideal para peinar el pelo largo. Llevarlo corto es también cómodo y ayuda a evitar los piojos ya que así es más complejo que se unan los cabellos.