¿CÓMO SE CONTAGIAN?

El contagio es interhumano, a través de la persona infestada y sus contactos directos. Si bien existe la posibilidad de transmisión a través de los objetos de uso personal, esto es poco frecuente porque el piojo sobrevive pocas horas fuera de la cabeza. Esta afección ha recrudecido en los últimos años y los piojos han desarrollado una alta resistencia a diversos tratamientos.